vehiculos-hibridos-y-electricos
tipos de cargadores electricos
coches-electricos-autorecargables

¿Qué coches eléctricos son autorecargables?

En un futuro no querremos ni bajarnos del coche a enchufar para que se cargue.
Sería ideal que los coches se cargaran solos. Es decir, que se inventasen coches eléctricos autorecargables que no necesitasen ser cargados.

Características de los coches electricos auto-recargables

Hay varias formas de recargar un coche eléctrico:

1. Frenada regenerativa.

Se basa en transformar la energía mecánica en energía eléctrica mediante la rotación de dos cuerpos conductores que crean un campo magnético.

Ya tenemos coches eléctricos autorecargables, pero no lo suficientemente desarrollados para no depender del enchufe.

Tanto el HYUNDAI KONA como el IONIQ disponen de esta tecnología. Puedes recorrer algo más de 30 km sin prácticamente tocar ni el freno ni el acelerador, llegando al destino con 12 kilómetros extra de autonomía aparte de los el coche tenía en el punto de salida es una sensación única de un vehículo eléctrico.

2. Paneles solares.

Es cierto que ya se han visto coches con placas solares que cargan el coche mientras circulan (y también parados, claro), pero la tecnología no se ha desarrollado todavía para crear coches eléctricos autorecargables.

La carga no se genera lo suficientemente rápido para los consumos demandados y algunos prototipos han logrado resultados capaces de hacernos pensar que es posible, pero no dejan de ser eso, prototipos que aún no ofrecen autonomías comparables a los coches eléctricos enchufables.

Lo que sí es verdad es que no tardaremos en ver coches con placas solares en toda su carrocería pero hay que tener en cuenta de que no en todo el mundo tiene el privilegio de vivir en Canarias, donde disfrutamos de muchas horas de sol al año.

Recientemente se celebró en Gran Canaria Smart Green Island Makeathon de ITQ, un evento que, ya va por la 4º edición, y en el que a través de jóvenes talentos de diferentes partes del mundo (21 países en la última edición) se utiliza la ciencia y la tecnología para lograr retos sostenibles formando equipos al azar en competiciones de corta duración.

3. Inducción.

Esta técnica consiste en situar el vehículo sobre una superficie que hace posible la carga sin tener que conectarlo. Es decir, que el coche eléctrico se cargaría solo mientras lo dejas estacionado.

Vale, es por un elemento externo ajeno al coche, pero es igualmente válido para hablar de coches eléctricos autorecargables.

Esta forma de recargar ya se utiliza para cargar teléfonos móviles sin tener que enchufarlos. Era de esperar que esta tecnología no tardaría en aplicarse en los coches eléctricos. Todavía quedan algunos años para verlas frecuentemente.

4. Carreteras regeneradoras.

Este modo de recargar es de un nivel superior. Se trata de unificar los dos puntos anteriores y llevarlo aún más allá. Es decir, instalar paneles solares en una carretera y poder cargar el coche eléctrico mientras circulas por ella.

Lo ha logrado el grupo empresarial francés Colas que, entre otras cosas, se dedica a la ingeniería civil y está innovando revolucionando totalmente el sector con su proyecto innovador Wattway.

¿Cómo funciona Wattway?

Wattway utiliza unas pequeñas y resistentes células solares ubicadas sobre la superficie que la convierten en una carretera capaz de captar la energía solar y transformarla en electricidad que, de nuevo mediante inducción, es enviada a las baterías de los vehículos que circulen por ella. Simplemente, genial.

Ya hay un kilómetro de este tipo de vías operativo en Francia, pero por ahora no puede suministrar la electricidad a los coches, así que de momento se usa para abastecer de energía a 5.000 habitantes en la ciudad de Tourouvre-au-Perche.

También hay una superficie de parking aéreo de 66 metros cuadrados que opera en Narbonne

5. Baterías de grafeno

Estamos en el momento de las baterías de litio pero tal vez ya han oído hablar de las baterías de grafeno. No regeneran, por lo que tal vez no deberían de formar parte de esta lista, pero en esta temática de coches eléctricos aurorecargables de la que estamos hablando, además de todas las formas de crear energía, todo gira también entorno a la acumulación de la misma, es decir, a las baterías.

A diferencia del litio, que ya de por sí es un elemento químico de la tabla periódica, el grafeno, al igual que el grafito, es un compuesto derivado del carbono que tiene la propiedad de aportar algo muy importante a la causa: aligerar de forma sorprendente aquello que se fabrique con este material. En este caso, aligera enormemente las baterías.

El equipo de investigación coreano dirigido por Park Ho-Seok, profesor en la escuela de ingeniería de la Universidad de Sungkyunkwan anunció no hace mucho su nuevo descubrimiento, un material de gran porosidad que combina grafeno y acetato de polivinilo en forma de aerogel.

Resumiendo, Grafeno y polímeros ofrecen una gran superficie activa por unidad de peso. Esta característica, junto con una conductividad eléctrica mucho mayor que el grafito, hace del grafeno un excelente candidato para los ánodos de las baterías.

¿En qué deriva esto? En baterías 10 veces más pequeñas que las actuales ofreciendo las mismas características.

El principal problema es la degradación del material con su uso y la necesidad de un material de soporte. Como decíamos antes, todo suma para que en no mucho tiempo, los coches eléctricos autorecargables que no necesiten ser enchufados sean una realidad y no una utopía.

Lo cierto es que, si esta tecnología ya despunta en Corea del Sur, no tardaremos en ver Hyundai Kona e Ioniq integrando los avances que se vayan logrando.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados
Comentarios

    Sin comentarios

    Nuevo comentario
      NewsletterVolver a inicio