vehiculos-hibridos-y-electricos
tipos de cargadores electricos
coches-electricos-autorecargables

¿Qué coches eléctricos son autorecargables?

Los coches eléctricos son geniales. Después de un tiempo conduciendo el HYUNDAI KONA eléctrico me he dado cuenta de que una vez te acostumbrado a lo bueno da pereza pasar por la gasolinera. Ya empiezan a mirarme mal los chicos del surtidor cuando paso por delante y saludo de lejos.

El ser humano es cada vez es más exigente, quiere cada vez más por menos.

En un futuro no muy lejano ya no nos bastará que la movilidad sostenible sea muy barata y no contamine.

En un futuro no querremos ni bajarnos del coche a enchufar para que se cargue.
Sería ideal que los coches se cargaran solos.

Es decir, que se inventasen coches eléctricos autorecargables que no necesitasen de ser enchufados nunca pero siento decirles que, de momento, eso es una utopía.

Pero la ciencia y la tecnología están avanzando a un ritmo vertiginoso y al igual que se llegó a pisar la luna, el ser humano es capaz de hacer realidad las utopías las más inalcanzables y este objetivo no es en absoluto algo imposible de lograr.

Características de los coches electricos auto-recargables

Es más, debo informarles que en poco tiempo habrá que pasar a otro nuevo reto.
Hay varias formas de recargar un coche eléctrico sin recurrir al enchufe:

1. Frenada regenerativa.

Leí en un foro hace unos días un comentario de un chico que preguntaba por qué no se había inventado algo que utilizase la inercia de las ruedas en movimiento para cargar la batería y no tardaron en responderle.

Por si alguno de ustedes lo había pensado también, sepan que se trata de un invento de hace casi dos siglos: el dinamo. Sí, ese aparatito que poníamos de pequeños en las ruedas de las bicis para que se encendieran las luces antes de que las pilas los barrieran del mercado.

Se basa en transformar la energía mecánica en energía eléctrica mediante la rotación de dos cuerpos conductores que crean un campo magnético.

Lo que pasa es que, si nos paramos a pensar en lo que costaba girar las ruedas de la bici para encender una simple bombilla en comparación con el esfuerzo que hacemos para pedalear normalmente, creo que seremos capaces de darnos cuenta de que la energía creada a través de esta técnica no compensa la energía consumida para generar el movimiento.

Pero sí que es cierto que la frenada generativa está ahí como complemento y que es de suponer que se trata de una de las tecnologías a tener en cuenta al hablar de coches eléctricos autorecargables.

Tanto en los coches eléctricos como en los híbridos en tramos de cuestas o de frenadas da gusto ver cómo suben los kilómetros de autonomía de nuestros coches.

Tanto el HYUNDAI KONA como el IONIQ disponen de esta tecnología. He de admitir que cuando utilicé el sistema de levas regenerativas de la marca coreana por primera vez me di cuenta de que el futuro de una movilidad sostenible es ya el presente.

Ya tenemos coches eléctricos autorecargables, pero no lo suficientemente desarrollados para no depender del enchufe.

Recorrer los algo más de 30 km entre la Cruz de Tejeda y Las Palmas de Gran Canaria sin prácticamente pisar ni el freno ni el acelerador, llegando a mi destino con 12 kilómetros extra de autonomía aparte de los que tenía cuando partí fue algo que no entraba en mi cabeza.

Desde entonces, cada vez que subo a la Cumbre compito conmigo mismo a ver cuántos kilómetros soy capaz de generar. Es como jugar a un videojuego, subiendo y bajando levas para ganar puntos , o mejor dicho, kilómetros gratis.

2. Paneles solares.

Es cierto que ya se han visto coches con placas solares que cargan el coche mientras circulan (y también parados, claro) pero la tecnología no se ha desarrollado lo necesario todavía como para descorchar el champán pero no deja de ser otro paso adelante hacia los coches eléctricos autorecargables.

La carga no se genera lo suficientemente rápido para los consumos demandados y algunos prototipos han logrado resultados capaces de hacernos pensar que es posible, pero no dejan de ser eso, prototipos que no llegan a ofrecer autonomías comparables a los coches eléctricos enchufables.

Lo que sí es verdad es que no tardaremos en ver coches con placas solares en toda su carrocería pero hay que tener en cuenta de que no en todo el mundo tiene el privilegio de vivir en Canarias, donde disfrutamos de muchas horas de sol al año. Qué suerte vivir aquí.

Recientemente estuvieron por Gran Canaria los chicos del Dr. Stetter a través del Smart Green Island Makeathon de ITQ, un evento que tuve el honor personal de lograr que se instalara oficialmente en el Recinto Ferial de Las Palmas a través de la Sociedad de Promoción Económica de Gran Canaria cuando trabajé como Dinamizador del Parque Tecnológico de Gran Canaria y que ya va por la 4ª edición.

Consiste en traer jóvenes talentos de diferentes partes del mundo (21 países en la última edición) y utilizar la ciencia y la tecnología para lograr retos sostenibles formando equipos al azar en competiciones de corta duración.

A través de ellos han visitado la isla un montón de personalidades prominentes de la ciencia y la tecnología como altos directivos de Tesla y en la última edición del 2019, de Solarworld que trajeron sus prototipos de coches solares para hacernos ver que, como decíamos antes, hacer de utopías realidad está a la vuelta de la esquina.

3. Inducción.

Vamos, con su permiso, a tomarnos la libertad de incluir en esta lista la técnica de la inducción. Consiste en situar el vehículo sobre una superficie que hace posible la carga sin tener que conectarlo.

Es decir, que el coche eléctrico se cargaría solo mientras lo dejas estacionado.

Vale, es por un elemento externo ajeno al coche, pero es igualmente válido para hablar de coches eléctricos autorecargables.

Esta forma de recargar ya se utiliza para cargar teléfonos móviles sin tener que enchufarlos. Era de esperar que esta tecnología no tardaría en aplicarse en los coches eléctricos.

Todavía faltan muchos años para verla por todas partes, pero sepan que, por ejemplo, la alemana BMW ya está despuntando en este tipo de alternativas.

Lo ideal sería que esta tecnología se desarrollara lo suficiente para que hubieran plazas de aparcamiento por todas partes. Pero todavía falta para eso, amigos. Así que de momento habrá que seguir enchufando nuestros coches, que tampoco pasa nada.

En un futuro no muy lejano podremos decir que hemos vivido todas las fases de la transición de la movilidad humana al igual que también hemos vivido la de la comunicación.

4. Carreteras regeneradoras.

Esto ya es lo más de lo más. Imagínense unificar los dos puntos anteriores y llevarlo aún más allá. Es decir, instalar paneles solares en una carretera y poder cargar el coche eléctrico mientras circulas por ella. Brutal.

Lo ha logrado el grupo empresarial francés Colas que, entre otras cosas, se dedica a la ingeniería civil y está innovando revolucionando totalmente el sector con su proyecto innovador Wattway.

¿Cómo funciona Wattway?

Pues utilizando unas pequeñas y resistentes células solares ubicadas sobre la superficie que la convierten en una carretera capaz de captar la energía solar y transformarla en electricidad que, de nuevo mediante inducción, es enviada a las baterías de los vehículos que circulen por ella. Simplemente, genial.

Ya hay un kilómetro de este tipo de vías operativo en Francia, pero por ahora no puede suministrar la electricidad a los coches, así que de momento se usa para abastecer de energía a 5000 habitantes en la ciudad de Tourouvre-au-Perche.

También hay una superficie de parking aéreo de 66 metros cuadrados que opera en Narbonne

La verdad, desconozco el porqué de no poder utilizar Wattways todavía a nivel masivo, pero sospecho que es porque por una parte, todavía falta culminar la fase de transferir la electricidad a los vehículos de forma eficiente (Colas fabrica carreteras, no coches ni baterías).

Por otra parte, construir carreteras de este tipo seguramente es infinitamente más costoso que una carretera normal.

Pero seguro que no tardaremos de tener noticias al respecto ya que más de una marca de coches que fabrican coches eléctricos se habrá planteado crear alguna alianza con ellos y que más de un gran inversor habrá pensado en apostar por Wattways para crear, nunca mejor dicho, una carretera hacia el futuro.

Independientemente de cómo se vaya desarrollando esto, estos genios franceses están dando mucho de qué hablar y revolucionando el mundo de los coches eléctricos autorecargables.

5. Baterías de grafeno

Estamos en la gloria de la época de las baterías de litio pero tal vez ya han oído hablar de las baterías de grafeno.

No regeneran, por lo que tal vez no deberían de formar parte de esta lista, pero en mi opinión, en esta temática de coches eléctricos aurorecargables de la que estamos hablando, además de todas las formas de crear energía, todo gira también entorno a la acumulación de la misma, es decir, a las baterías.

Así que permítanme colar este avance tecnológico como detalle a tener en cuenta.

A diferencia del litio, que ya de por sí es un elemento químico de la tabla periódica, el grafeno, al igual que el grafito, es un compuesto derivado del carbono que tiene la propiedad de aportar algo muy importante a la causa: aligerar de forma sorprendente aquello que se fabrique con este material. En este caso, aligera enormemente las baterías.

El equipo de investigación coreano dirigido por Park Ho-Seok, profesor en la escuela de ingeniería de la Universidad de Sungkyunkwan anunció no hace mucho su nuevo descubrimiento, un material de gran porosidad que combina grafeno y acetato de polivinilo en forma de aerogel.

Resumiendo, Grafeno y polímeros ofrecen una gran superficie activa por unidad de peso. Esta característica, junto con una conductividad eléctrica mucho mayor que el grafito, hace del grafeno un excelente candidato para los ánodos de las baterías.

¿En qué deriva esto? En baterías 10 veces más pequeñas que las actuales ofreciendo las mismas características.

El principal problema es la degradación del material con su uso y la necesidad de un material de soporte, pero tiempo al tiempo, amigos. Como decíamos antes, todo suma para que en no mucho tiempo, los coches eléctricos autorecargables que no necesiten ser enchufados sean una realidad y no una utopía.

Lo cierto es que, si esta tecnología ya despunta en Corea del Sur, no tardaremos en ver Hyundai Kona e Ioniq integrando los avances que se vayan logrando.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Comentarios

    Sin comentarios

    Nuevo comentario
    Volver a inicio