Canarias, territorio perfecto para vehículos eléctricos.
Trucos con el Hyundai KONA eléctrico para sacarle el máximo partido en carretera.
Todo listo para salir, sensaciones y miedos. Gracias Hyundai Canarias

Todo listo para salir, sensaciones y miedos. Gracias Hyundai Canarias

Hace un par de horas nos hemos despedido de él para volver a vernos en Agadir, desde donde arrancaremos nuestro desafío

Como primera anécdota, unos minutos antes de esta despedida temporal, fuimos a realizar la última carga para que el Hyundai KONA eléctrico llegase a Marruecos a tope de batería para iniciar Road to Busan. No sabíamos por qué, pero la carga no se hacía efectiva. Es decir. El coche detectaba el conector y el conector tenía corriente pero no se iniciaba la carga.

Ya estábamos pensando lo peor. Nuestra sospecha era que tal vez en la última carga habíamos manipulado mal el conector y habíamos averiado alguno de los pins de contacto.

Tras unos cuantos minutos sudando la gota gorda descubrimos que alguien estuvo manipulando los mandos del tablero, fijando como carga máxima el 10% de su capacidad total y al tener éste una carga superior en el momento de iniciarla, el programa no permitía el inicio de la recarga.

Después dedujimos que ese alguien tuvo que ser uno de los cientos de personas que se sentaron en el coche durante el Movelec, la feria del coche eléctrico de Canarias. ¡Gracias por ponernos a prueba! Por suerte, no fue más que un susto. El tipo de susto que puede resultar gracioso en Gran Canaria pero suponer el fin de la expedición si te ocurre en mitad de Kazajistán.

Este tipo de situaciones son las que más pavor tengo de que me sucedan durante el viaje. Un pinchazo, un roce, una multa de tráfico, una discusión en un atasco… todas estas situaciones se dan en el día a día de cualquier conductor y no nos causan mayor preocupación de la que normalmente nos crean cuando nos ocurren en la rutina diaria, pero una avería por causas desconocidas no es algo que se resuelva llamando una grúa que se lleve el coche al taller de confianza y un taxi que te lleve a casa.

Por cierto, en la última edición del Movelec, en la cual pudimos estar presente para presentar el proyecto Road to Busan, tuimos la oportunidad de conocer a mucha gente interesada por los coches eléctricos y en particular otra de las cosas que nos agradaron muchísimo fue conocer a muchos forofos del Hyundai KONA eléctrico que nos hablaron de sus experiencias con el coche. Incluso nos incluyeron en un grupo de Whatsapp de unas 30 personas que se llama Kona EV Canarias donde todos los propietarios de este modelo de Canarias comentan cosas sobre su querido coche.

Fue alentador todo ese cariño y calor, todo ese ánimo y soporte que nos transmitieron todos y cada uno de los que se acercaron a apoyarnos. Este tipo de cosas son las que le quitan a uno todos los miedos y hacen que la motivación por terminar lo que hemos empezado aumente.

Las inquietudes

Otro de los miedos que nos atacan por las noches a la hora de dormir es la ínfima posibilidad de que no hayamos tenido en cuenta cualquier minucia respecto a los trámites burocráticos.

La burocracia es tal vez una de las cosas más tediosas y que más preocupación nos han generado durante la previa al viaje. Tantos países, tantas normativas, tantas personas a las que les da igual facilitarnos una información errónea y causarnos más de un problema por ello. Es tan fácil caer en el error que da miedo.

Resulta agotador revisar y repasar de nuevo toda la lista de tareas pero no podemos permitirnos el mínimo margen de equivocación u olvido.

Esta y muchas cosas más por el estilo forman parte de una vorágine de sensaciones que se nos asemejan a cuando te montas en la montaña rusa y comienzas el eterno ascenso previo a la gran bajada que te sube la adrenalina. El eterno “taca-taca” que nunca se acaba y que simplemente quieres que se termine para que empiece lo bueno.

Agradecimientos

La logística con la que se han hecho los preparativos del viaje es monumental, un trabajo titánico y colosal en el que hemos participado más de una docena de personas.

Todo el mundo ve a Yuna y al Hyundai KONA al frente del viaje, pero aprovecho para agradecer a todas las personas del equipo de Hyundai Canarias que están detrás del proyecto y que han hecho posible que Road to Busan se haga realidad.

(Por orden alfabético) Adriana, Ana, Aníbal, Alberto, BoHyun, Eduardo, Irene, Israel, Jennifer, Octavio, Pilar, Vega, Victor y varias personas más con las que he tratado en el día a día y han dedicado parte de su tiempo en hacer posible el proyecto.

Por otra parte, agradecer de corazón a Oliver Alonso, del Grupo Domingo Alonso al que pertenece Hyundai Canarias por haber creído en el proyecto y apoyarlo cuando fue necesario ya que hubo un momento en el que la viabilidad del proyecto peligró. Sé que fue un gesto que no se hace con cualquiera y lo valoro muchísimo.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados
Comentarios

    Sin comentarios

    Nuevo comentario
    Volver a inicio