En Domingo Alonso Group tenemos #UnCocheParaUnHéroe
experiencia conduccion electrica
Eficiencia Coche Eléctrico

La eficiencia del vehículo eléctrico y cómo aumentarla

La eficiencia del vehículo eléctrico es uno de los factores que hacen que cada vez tenga más presencia en todas las carreteras, incluidas las de nuestras islas. Con el paso del tiempo se van despejando las dudas de los compradores en cuanto a velocidad, autonomía o precio; así, estos coches se están convirtiendo en una opción real de compra.

¿Qué es la eficiencia en los vehículos eléctricos?

Esta característica se determina por la relación existente entre la energía que obtiene y la que consume. Podríamos decir, sencillamente, que cuando hablamos de eficiencia nos referimos a rendimiento.

Cuanta menos energía por kilómetro consuma un vehículo, más eficiente será. Por lo tanto, para comprobar este factor es necesario prestar atención a su consumo real. Si tomamos como ejemplo el modelo IONIQ Eléctrico de Hyundai, puedes comprobar que a altas velocidades su eficiencia no se ve tan afectada gracias a su aerodinámica.

¿Y cómo se logra esta mayor eficiencia?

La eficiencia del coche eléctrico es notable, ya que tiene la capacidad de transformar el 75 % de la energía que recibe. Y, además, no contamina el medio ambiente de forma directa. Asimismo, hay que resaltar que el coste de la energía que utiliza es menor.

El estilo de conducción, las especificaciones del motor eléctrico, las condiciones meteorológicas, la climatización del coche y el terreno por el que te desplaces afectarán a la autonomía del vehículo. Puedes optimizarla y maximizar la carga de la batería si ajustas el nivel de frenado regenerativo (en el caso del IONIQ Eléctrico hay cuatro modos distintos). Su consumo se sitúa en 10,4 kWh / 100 km en ciudad y 13,8 kWh / 100 km en uso combinado.

En estos vehículos debes tener en cuenta que es importante la anticipación y conducir de forma relajada para extraer todas las ventajas de tu coche. Cuanto más rápido conduzcas más energía necesitarás, y si pisas de forma agresiva el freno o el acelerador, aumentarás el consumo energético, disminuyendo la eficiencia de la conducción.

Y es que, debido a su mecánica y características, si practicas una conducción eficiente podrás aprovechar al máximo su autonomía. Aprovechar la inercia del coche gracias a la frenada regenerativa (que acumula energía en la batería) y evitar frenadas o acelerones bruscos son algo fundamental. La velocidad de descarga de la batería también se relaciona, lógicamente, con el peso total de tu automóvil eléctrico, su carga y el número de pasajeros.

Las baterías más interesantes actualmente son las de polímero de iones de litio, que brindan mayor eficiencia y se mantienen con un óptimo estado de carga. Para maximizar dicha eficiencia solo has de evitar descargarlas por completo: debes recargarlas cuando se encuentren por debajo del 30 % de su capacidad, pero no esperar a que se agoten.

En resumen, la eficiencia energética del vehículo eléctrico es bastante alta, ¡pero has de saber cómo conducirlo! Si todavía tienes dudas, pídenos una cita y te explicaremos en detalle lo que necesites. ¡Anímate a venir!

Hyundai Canarias
Hyundai Canarias
¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados
Comentarios

    Sin comentarios

    Nuevo comentario
      Suscribirme NewsletterVolver a inicio