Cruzando los alpes europeos, empieza a refrescar.
Viaje en coche electrico por España Toro Road To Busan
Italia Pizza Pizzaiolo viaje coche electrico road to busan

Costa Azul e Italia, una ruta llena de anécdotas.

Empieza nuestro viaje a lo desconocido. Abandonamos España y comenzamos a rodar por el viejo continente, con la incertidumbre de no saber qué nos vamos a encontrar. Si continuaremos nuestra aventura con nuestro KONA eléctrico, o por el contrario, nos encontraremos limitaciones que nos impidan alcanzar nuestro sueño.

Nosotros arrancamos con ilusión, y con la confianza total de lograr nuestro objetivo. Llegar a Busan a finales de Julio, y demostrar al mundo nuestro proyecto de sostenibilidad. Si nosotros somos capaces recorriendo medio mundo... ¿por qué no lo haces tú?

Glamour Francés

Muchos dicen que el sur de Francia es la mejor parte del país y aunque desconocemos Francia como para entrar en ese juicio, debemos admitir que la gente irradia más alegría y amabilidad que en el norte. Tal vez sea por el clima. Tal vez sean simplemente percepciones.

Marsella es enorme. Estuvimos deambulando por la ciudad tratando de generar contenido y cuadró que el Olympique de Marseille jugaba ese día. Fue un total colapso, pero subir a Notre Dame de la Garde, símbolo de la ciudad, nos hizo olvidar el agobio de las retenciones disfrutando de unas espectaculares vistas de la ciudad.

Antes de llegar a Cannes, cargamos y pasamos noche en la ciudad del Cine. Y tanto que era la ciudad del cine. Resulta que coincidimos con el Festival de Cine de Cannes que este año celebraba su 72 edición. Qué casualidad.

Nos acercamos al Palais des Festivals et des Congrés, que es donde se hacen las entregas de las famosas Palmes d’Or. Estaba todo colapsado así que tuvimos que dar media vuelta para continuar la ruta. Ya en carretera nos enteramos que ¡Antonio Banderas había sido premiado! Más casualidades.

Pasamos por Niza, un lugar simplemente maravilloso. La capital de la Costa Azul, situada entre el mar Mediterráneo y las montañas, a tan sólo unos kilómetros de la frontera italiana. Una ciudad repleta de historia, arte, cultura, ocio, naturaleza y sabores. Es un verdadero lujo recorrer sus carreteras… de verdad que nos llevamos un recuerdo imborrable de esos espectaculares paisajes.

A toda velocidad en Mónaco

Si nos cuadró el Festival de Cannes en el punto anterior, en el Principado nos encontramos de bruces con el Grand Prix de Mónaco.

Se podía divisar un despliegue de yates espectacular. David se preguntó cuánto dinero habría sobre el mar en esos momentos.

Nos percatamos de una chica que no paraba de mirarnos como queriendo preguntar algo. Se lo pusimos fácil. Le preguntamos si necesitaba ayuda. Contestó que sí, que llevaba un buen rato esperando un taxi que no iba a llegar nunca por el caos que el Grand Prix estaba causando.

Nos ofrecimos a acercarla ya que nos pillaba de paso y charlamos durante el camino. Nos contó cosas increíbles de su vida y nos dijo que tenía incluso una fundación para ayudar a los más necesitados.

Le contamos que éramos Road to Busan y se interesó por el proyecto.
Nos sacamos una foto. Cuando la fuimos a etiquetar para subirla a Instagram le preguntamo por su perfil. “Lady Victoria Hervey”, nos dijo. Cuando preguntamos si era una Lady de verdad, nos dijo que sí sin titubear. Era cierto, pueden verificarlo en las redes. Llevamos en el Hyundai KONA eléctrico a un miembro de la aristocracia británica.

La población del Principado supera los 35.000 habitantes y conviven más de 125 nacionalidades distintas. La historia de Mónaco comienza a partir del siglo XIII, cuando la familia genovesa de los Gibelinos pone la primera piedra de la fortaleza que hoy es el Palacio Principesco. Pero para atraer a la población, los primeros dueños de la Roca acordaron conceder a los nuevos residentes numerosas ventajas: como la concesión de tierras o la exención de impuestos. Una historia interesante…

El clima de Mónaco es particularmente agradable, lo que ha hecho de esta ciudad-estado un núcleo hotelero muy importante en el sector del lujo, evidentemente. Esta demasía en el adorno y en la pompa se cuida y desarrolla con numerosas actividades y acontecimientos de renombre mundial, como el Gran Premio de Formula 1. Algo que nos llamó la atención además, fue el Gran Casino de Montecarlo.

Mónaco es la máxima expresión del lujo...

Buona pizza e pasta in Italia

Turín era una etapa obligatoria en nuestra ruta de viaje. Turín es menos conocida de lo que se merece porque nunca ha intentado hacerse ver: sin lugar a dudas, la ostentación no es la característica típica de los turineses, que son más bien reservados.

Nosotros nos enamoramos de ella. Es una ciudad que cuenta con una historia de más de dos mil años y que fue capital durante tres siglos puede ofrecer casi todo: historia, arte, música, naturaleza, buena cocina.

Degustamos una auténtica pizza italiana. ¡Qué manjar! La pizza italiana dibuja los colores de su propia bandera: el verde de la albahaca, el blanco de la mozzarella y el rojo de la salsa de tomate. Pero nos quedamos sin saber más acerca del secreto de esta tradicional comida italia; sencillamente su sabor y su textura es perfecto.

Ya en Milán los chicos de Equoevento nos recibieron con los brazos abiertos para otra entrevista que teníamos programada. Se trata de una ONG que se dedica a recoger los excedentes de los grandes banquetes de corporaciones e instituciones para llevarlos a las cantinas donde los más necesitados pueden aprovechar esta comida para que no se tire.
El proyecto es genial y ya tiene sede en Roma, Milán, París y Madrid.

Mientras cargábamos el coche, recorrimos los lugares más emblemáticos de Milán. Es la segunda ciudad más grande de Italia por detrás de Roma.

La Catedral de Milán, más conocida como Duomo, es una enorme catedral gótica que se encuentra en pleno corazón de la ciudad y una de las más grandes del mundo. A nivel paisajístico, destacamos el Lago di Como, el tercero más grande de Italia. Nos llamó la atención la tranquilidad que transmitían sus aguas y los preciosos pueblecitos alrededor en los que se pueden pasar unas vacaciones tranquilas y muy especiales… ¡nos lo apuntamos!

Camino de Suiza, pasamos por debajo del Montblanc a través un túnel de casi 12 kilómetros cuyo uso nos costó cerca de 50 euros... La verdad que hemos notado un aumento de costes desde desde que salimos de España.

La Ruta en Datos.

Nos adentramos en Francia donde las carreteras de la ruta que hicimos fueron bastante buenas e intuitivas. Eso sí, usamos un peaje muy caro.

Es curioso, pero donde más problemas nos hemos encontrado hasta el momento ha sido en esta ruta (algunos habrían apostado todo a que sería Marruecos). Nos encontramos con cinco cargadores en una misma noche de los cuales, no funcionaba ninguno. Y en uno que conseguimos por fin conectar la carga, nos facturaron de más.

Es verdad que hay muchos cargadores eléctricos, pero todos están gestionados por diferentes empresas, diferentes apps, formas de pago,... Muchas de ellas no son nada intuitivas, y el pago a través de la tarjeta.

Las aplicaciones que más utilizamos en Francia fueron Reveo e Intercharge, con la que tuvimo algunos problemas, y también usamos electromaps. Electromaps funciona en casi toda Europa, aunque mostrando menos puntos de carga.

En Italia volvimos a usar Intercharge, con los mismo problemas que en Francia, y nuestra plataforma preferida, electromaps.

En esta infografía verás los datos de nuestra ruta:

Continuamos nuestro camino dirección Busan.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Posts relacionados
Comentarios

    Sin comentarios

    Nuevo comentario
    Volver a inicio