coches-ecologicos
Plan Renove
Cuidado Neumáticos

¿Sabes cómo cuidar los neumáticos de tu coche?

Los neumáticos del coche son el punto de contacto del vehículo con la carretera. Tener las ruedas en buen estado facilita la conducción pero, sobre todo, es una medida de seguridad.

¿Cómo mantener en buen estado las ruedas del coche?

El mantenimiento de las ruedas significa algo más que cambiarlas cada cierto rodaje. Es necesario hacer algunas pequeñas y sencillas tareas periódicas. ¿Sabés cuáles son? Aquí las tienes.

1. Presión

Existe una presión adecuada para los neumáticos. Para saber cuál es la mejor para tu coche, mira la etiqueta que encontrarás en:

- El manual del coche.

- La puerta del conductor.

- En la tapa del depósito (si es un vehículo de combustión).

El nivel de presión de los neumáticos puede cambiar con el tiempo. Se pierde aire de manera natural, y el calor o el frío alteran el volumen del aire, afectando a esta medida. Por eso conviene que la revises, en cada rueda, una vez al mes con el manómetro de tu estación de servicio. Si no es correcta, podrás modificarla según convenga.

Otra manera de saber si los neumáticos cuentan con la presión adecuada es a través del sistema TPMS, implementado en todos los modelos desde el 2014. Este sistema alerta al conductor si tienen que realizar algún ajuste en la presión de las ruedas del coche.

2. Desgaste

Las ruedas se desgastan con el rodaje. Su dibujo se va perdiendo y, con él, adherencia. Recuerda que la profundidad mínima legal es de 1,6 mm. Para controlar el desgaste, las ruedas tienen un «testigo», marca o taco: cuando el dibujo llega a la misma altura que el testigo, es momento de cambiar de neumáticos.

El desgaste es inevitable, pero puedes reducirlo si mantienes la presión adecuada, no sobrecargas el coche y rotas las ruedas cada cierto tiempo. ¿Qué quiere decir esto?

Las ruedas delanteras se desgastan más que las traseras. Por lo tanto, conviene que las intercambies cada 10.000 o 12.000 km, de modo que todas se desgasten por igual.

3. Alineado de dirección

Las ruedas deben mantener una cierta geometría entre sí y con el suelo. El desajuste de la alineación produce un desgaste irregular del neumático, pero lo más importante es que dificulta el control del vehículo en circulación.

Si ves que hay un desgaste irregular en las ruedas, si el coche tiende a irse hacia un lado o si resulta más fácil girar el volante en un sentido que en otro, no lo dudes: es el momento de pasar por el taller para alinear la dirección.

4. Válvulas

Parecen poca cosa y pasan desapercibidas, pero tienen que resistir mucha presión y conviene cuidarlas. Es recomendable poner válvulas nuevas cuando toque hacer el cambio periódico de ruedas.

Si notas que una rueda está perdiendo presión y no localizas el motivo, posiblemente sea por la válvula. ¡Toca cambiarla!

Conclusión: cuidar las ruedas del coche es fundamental

Es fácil, requiere poco trabajo y previene muchos problemas. El mantenimiento de los neumáticos del coche solo te pide que prestes atención al desgaste, a la presión y a tus sensaciones cuando conduces. La seguridad es lo primero. ¿Y si vienes a nuestros talleres a revisar las ruedas?

Hyundai Canarias
Hyundai Canarias
¿Te gusta este artículo? Compártelo
Comentarios

    Sin comentarios

    Nuevo comentario
      NewsletterVolver a inicio