coches-electricos-autorecargables
puntos de recarga coche electrico
tipos de cargadores electricos

Tipos de Cargadores para Coches Eléctricos

Cuando hablamos de coches eléctricos, obviamente, lo primero en lo que se suele pensar es en la recarga. Da gusto saber que las recargas son – de momento – gratuitas y que los que ya contamos con un coche eléctrico estamos realizando un ahorro de unos 2000€ anuales en comparación con los que se gastan 40€ semanales en combustible. Imagínate si comparamos con los que se gastan más de esa media. ¿Cuánto gastas tú a la semana? Te invitamos a sacar números.

Formas de instalar cargadores eléctricos para coches

Una de las cosas a tener en cuenta son los tipos de cargadores de coches eléctricos. Vamos a hablar de cargadores de coches eléctricos como a mí me hubiera gustado que me hablasen la primera vez que me interesé en el tema, es decir, de forma fácil de entender y simplificada.

En realidad, la clasificación se podría realizar en base a distintos criterios. Pero como a las personas de hoy en día lo que les importa es el tiempo (y el dinero), vamos basarnos en la velocidad de carga.

1. Cargadores de coches eléctricos de tiempo de carga rápida.

Dependiendo del tipo de coche eléctrico realizan una carga completa en tiempos que giran en torno a una hora. Algunos más, algunos menos. Todo depende del cargador y de la batería de cada coche eléctrico.

No hay muchos todavía instalados en Canarias. Por ejemplo, hace poco que se instaló el primero en la isla de Gran Canaria, concretamente en el Puerto de Agaete.

La media del precio en este tipo de cargador no llega pero se acerca a los 2€ los 100 km pero ahora mismo, al igual que el resto de cargadores de vehículos elécticos, el coste es cero ya que está subvencionado por el gobierno.

2. Cargadores de coches eléctricos de tiempo de carga media.

Hablamos de varias horas más para realizar una carga completa. Son los más comunes en la vía pública y los que todos tenemos en mente cuando pensamos en puntos de carga de coches eléctricos. Dejando el coche cargando un par de horas al día da más que de sobra para un uso cotidiano normal.

A mí, personalmente, 2 horas me dan más de 100 km de autonomía en mi HYUNDAI KONA de 450 km de autonomía y lo que es mejor, totalmente gratis.

Una carga completa me llevaría una 9 horas pero hay que tener en cuenta que nadie espera a tener la carga completamente vacía arriesgándose a quedarse tirado en la calle. En mi caso, suelo recargar cuando me voy acercando a la media carga.

El precio de la recarga gira entorno a algo más de 1€ los 100 km.

3. Cargadores de coches eléctricos de tiempo de carga lenta.

Hablamos ya de muchas horas para realizar una carga completa. Todo depende de la potencia contratada. Son los cargadores que se instalan a nivel privado en el garaje de tu edificio y también los que detallaremos más adelante, los cargadores portátiles. Tienen en común que utilizan el tipo de enchufe Schuko, es decir, el doméstico de andar por casa.

Como comentábamos antes, nadie esperaría hasta que se vacíe la carga para volver a cargar. Lo suyo es cargar un poco todos los días, por lo que este tipo de cargador es idóneo para enchufarnos muchas horas desde casa después de volver de trabajo y poder gozar de una carga más que suficiente al iniciar la nueva jornada.

El precio de la recarga es normalmente inferior a 1€ los 100 km, dependiendo, como siempre, de la compañía eléctrica suministradora y en este caso, al enchufarse en la red doméstica, no está subvencionado. Por eso, aunque es muy barato, de momento sale más rentable recargar en la calle, que es gratis.

Otro tipo de criterio para clasificar los distintos tipos de cargadores de coches eléctricos es si son fijos o portátiles.

Para resumir, los cargadores fijos son los que están anclados a la red y los cargadores portátiles son los que puedes meter en el maletero de tu coche eléctrico.

La gran mayoría de los tipos de cargadores de coches eléctricos utilizados son los fijos ya que los portátiles suelen conllevar un tiempo de carga prolongado. Los fijos los verás en la vía pública, en parkings, en edificios públicos y también son fijos los cargadores de vehículos eléctricos que te instalaría Hyundai al comprar tu coche eléctrico para cargarlo en el garaje de tu edificio.

En este grupo entrarían los antes mencionados como de tiempo de carga rápida y los también los de tiempo de carga media.

También se podrían clasificar los tipos de cargadores de coches eléctricos en cargadores de corriente continua y corriente alterna. Los de corriente continua son los más rápidos y los de corriente alterna, no lo son tanto. Los antes citados como cargadores rápidos son los de corriente continua.

Tipos de cargadores de coches eléctricos

Además del cargador en sí, un aspecto que importa también es el conector.

Lo que quiere el usuario es cargar y seguir con su ruta. En realidad, prácticamente le da igual saber qué tipos de cargadores de coches eléctricos se va a encontrar en la calle, porque normalmente son de tiempo de carga media. Como decíamos antes, lo que le importa de verdad es cuánto tiempo le llevará y lo que le va a costar, que de momento es cero.

Como ya hemos aprendido que en la calle tenemos carga rápida y media y en casa tenemos carga lenta, cuando estemos en la vía pública o en parkings, solo viendo el tipo de conector tendremos una idea de la velocidad de carga de nuestro coche eléctrico.

En la actualidad existen distintos tipos de enchufes para coches eléctricos en el mercado. Una variedad que puede llegar a crear confusión en los usuarios. Aunque se está tratando de normalizar los tipos de conectores para normalizarlos, vamos a describir brevemente los más comunes para no llevarnos sorpresas.

1. Conector Schuko

El más común. El de andar por casa, vamos. El comúnmente denominado como “enchufe doméstico”. Es el que normalmente visualiza uno en su mente cuando piensa en un enchufe.

Es el conector más común en Europa y el más usado en la gran mayoría de aparatos eléctricos.

También es el más común en patinetas, motocicletas y bicicletas eléctricas. No es el más idóneo para cargar tu coche eléctrico en la vía pública porque lleva un tiempo de carga bastante prolongado pero lo que tiene de bueno es que se puede enchufar en cualquier parte.

Esto significa que puedes tener tu cargar tu coche eléctrico en el garaje de tu casa de forma cómoda cuando llegas del trabajo. Otro punto a tu favor es que la mayoría de compañías eléctricas tienen una tarifa reducida por la noche, por lo que las recargas, que ya son económicas de por sí, te resultarán más baratas.

2. Conector Tipo 1 (SAE J1772)

El conector Tipo 1 es el más usado en los modelos japoneses (Nissan, Mitsubishi, Toyota) y también en algunas marcas europeas como Citroën, Renault, Peugeot y varias más.

Conocido también como el SAE, es el típico enchufe corriente monofásico: fase, neutro y tierra con dos pines más de contacto con el coche y un sistema de seguridad que bloquea el conector y evita que se pueda desconectar por alguien que no sea el usuario del coche.

La intensidad máxima es de 32 A en monofásico, permitiendo una potencia máxima de 7,4 kW.

Aunque, como decíamos, es el más común en Asia, en Europa no hay muchos cargadores de coches eléctricos que ofrezcan la posibilidad de conectar a este conector pero siempre estarán los adaptadores. Afortunadamente, en el HYUNDAI IONIQ y también el KONA no necesitarán de ellos porque vienen preparados para el tipo de enchufe estandarizado en Europa, que es el Tipo 2.

3. Conector Tipo 2 (IEC 62196-2)

Es el homologado como el standard Europeo. Conocido como Mennekes, ha heredado su nombre por la que fue en su momento la primera marca en comercializarlos, algo así como los Kleenex.

Este conector de corriente alterna es el que viene en la gran mayoría de coches eléctricos que se comercializan en nuestro continente así que fíjate bien en qué tipo de conector lleva el coche que tienes pensado comprar.

Afortunadamente, como decíamos antes hablando del Tipo 1, el HYUNDAI IONIQ y el KONA traen este tipo de enchufe como el oficial con un adaptador para el enchufe doméstico para que lo puedas conectar en cualquier parte.

El conector tipo 2 permite desde cargas monofásicas a 16 A hasta trifásicas a 63 A, lo que se traduce en potencias desde 3,7 kW hasta 44 kW respectivamente.

Su distribución de pines es parecida a la del tipo 1, pero en este caso incorpora dos pines más que corresponden a las 2 fases extras que permiten cargar en trifásico.

4. Conector Tipo 3

Este tipo de conector fue creado en 2010 por la asociación EV Plug Alliance de la que forman parte empresas como Scame, Schneider Electric y Legrand, pero ha perdido la batalla con respecto al modelo anterior y por ello está en desuso pero vamos a mencionarlo porque todavía no está fuera del mercado.

Dentro de este modelo de conector podemos diferenciar dos variantes:

  • 3A preparado para soportar cargas monofásicas a 16 A (fase, neutro, tierra y pin de control)
  • 3C permite cargas monofásicas o trifásicas a 32 A (3 fases, neutro, tierra y pines de control y presencia)

La potencia máxima que se puede adquirir es de 22 kW.

5. Conector CHAdeMO

Desarrollado por la asociación japonesa formada por la Tokyo Electric Power Company (TEPCO), Mitsubishi, Nissan, Toyota y Fuji Heavy Industries (Subaru).

Es la versión japonesa de conector para cargas rápidas en corriente continua y puede llegar a proporcionar hasta 50 kW de potencia con una intensidad de hasta 125 A.

Es el equipado por coches como el Nissan Leaf, Nissan ENV200, Mitsubishi Outlander, Mitsubishi iMiev, Peugeot iON, Citröen C-Zero, o el KIA SOUL EV, pero como comentábamos antes, no se usan tanto este tipo de conectores como los normalizados en Europa y por ello, se podría dar el caso de necesitar un adaptador para su uso.

6. Conector CCS (Combo, IEC-62196-3)

Este modelo es la versión que se ha adoptado en Europa para carga en contínua. Se trata de un conector combinado compuesto por un conector AC Tipo 2 y un conector DC con dos terminales.

Este es el conector más común en los cargadores de tiempo de carga rápida como el que mencionábamos antes que tenemos en el Puerto de Agaete.

La potencia máxima a la que puede operar en AC es de 43 kW y de hasta 100 kW (actualmente solo 50kW) en DC.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Comentarios

    Sin comentarios

    Nuevo comentario
    Volver a inicio

    Únete al newsletter