autonomia-coches-electricos
coches-electricos-autorecargables
vehiculos-hibridos-y-electricos

Diferencias entre el coche híbrido y eléctrico

Es cierto que últimamente se habla cada vez más de vehículos híbridos y eléctricos pero creo que todos sabemos que esto no es algo reciente que haya surgido ayer. Llevamos conviviendo con vehículos híbridos y eléctricos desde hace más de 20 años y esto, amigos, ya no tiene marcha atrás. Al principio era simplemente un concepto pero ahora es una realidad por todos conocida.

Recuerdo que fue a finales de los años 90. Más concretamente en 1997. Toyota lanzaba al mundo el Toyota Prius presentando su primer coche híbrido que fue también el primer coche híbrido del mercado. Una gran y plausible innovación y un hito en la historia del automóvil.

El Prius híbrido no tardó en aparecer en películas y series americanas de gran audiencia. Recuerdo también que los americanos lo presentaban como el coche que llevaban los frikis. Incluso recuerdo que algunos personajes se solían burlar del que conducía un coche híbrido. “Conduce un Prius, jajaja”. Ahora ya no hace tanta gracia.

Afortunadamente, la mentalidad del ser humano actual ha evolucionado mucho (aunque en otros no tanto) con respecto a esa época.

Pero una cosa quedó demostrada a pesar de las burlas. La presencia del coche híbrido y la aceptación de este avance en el sector automovilístico por parte del público se hacían obvias muy a pesar de la opinión contraria de los apasionados de los motores de gasolina.

Comenzaban entonces los primeros pasos hacia la movilidad sostenible en la industria automovilística, uno de los acuerdos de la convención de Kyoto, que ese mismo año 1997 planteaba el objetivo mundial de reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global. Este problema ya no es para tomárselo a broma, amantes del motor. Es un problema muy serio que entre todos debemos tratar de solucionar.

Los híbridos abrieron una brecha que no dejaría de crecer. Ahora incluso eres cool si conduces un vehículo híbrido o eléctrico. Yo personalmente noto cómo la gente se queda mirando al Hyundai Kona eléctrico por la calle por su paso y comenta señalando el coche.

¿Qué es un coche híbrido?

Bueno. Todos sabemos lo que es un coche. Creo que solamente queda dar la definición de híbrido, que muchos probablemente ya conoceremos.

Híbrido es la cualidad de proceder de dos o más elementos diferentes o de distinta naturaleza.
Simplificando, ser híbrido es ser una mezcla.

Sospecho que queda clara la definición de vehículo híbrido. Un vehículo híbrido tiene dos motores, uno de combustión interna y otro eléctrico.

Lo que hace la mezcla de tecnologías es combinar las ventajas de cada una de ellas ya que el motor de combustión interna tiene por delante todavía poco más de 20 años de vida antes de que se retiren de las carreteras.

Si les parece, paso a explicarles un poquito cómo funciona un motor híbrido.

El funcionamiento de un coche híbrido

El funcionamiento de un motor híbrido se basa en la combinación de estos dos motores: el de motor de combustión interna y el motor eléctrico.

El segundo sirve como apoyo al primero permitiendo una reducción en el consumo y emisiones muy bajas mientras se mantienen unas prestaciones y potencia a un nivel elevado. La tecnología híbrida ha avanzado tanto que se ven versiones híbridas de los coches de combustión más vendidos del mercado.

Circular en modo eléctrico con un vehículo híbrido aporta una suavidad de marcha y un silencio general que nos adelanta cómo será la conducción cuando, al revés de lo que ocurre en la actualidad, los motores eléctricos tomen el mando dejando en minoría a los coches de motores de combustión interna.

Lamento decir que el que no lo ha probado no entiende todavía de lo que estamos hablando. Les invito a que se pasen por el concesionario Hyundai más cercano para probar de forma gratuita el Hyundai Ioniq híbrido.

Tal vez entonces puedan entender lo que estoy tratando de transmitir ya que resulta un poco complicado transmitir la sensación del silencio utilizando palabras. Tal vez les incite también a probar también el Hyundai Ioniq o el Kona eléctrico.

¿Cómo se combinan ambos motores?

Pues básicamente en ciudad se utiliza el motor eléctrico ya que es el óptimo para este tipo de conducción y en autopista o en tramos de velocidades superiores a las permitidas en el casco urbano el motor que se suele utilizar es el de combustión interna.

Mediante tecnologías como la frenada autogenerativa y la conversión energética se recarga el motor eléctrico. Les explico. Existen dos momentos en que se puede realizar la carga eléctrica durante la conducción.

Uno de ellos se utiliza cuando circulamos por una carretera o autopista a velocidad de crucero. Si el sistema del coche híbrido detecta que las reservas de la batería del vehículo están bajas, se recurre a utilizar parte de la potencia del motor de combustión interna para su recarga.

Solamente se utiliza la potencia del motor que no se esté usando en ese momento para que la calidad de conducción y la seguridad no se vean afectadas por la conversión.

De este modo se recarga la batería para poder usarla cuando llegue el momento de circular en modo eléctrico. Este es el llamado modo de conversión energética.

Existe otro momento en que se carga la batería y es mediante la frenada regenerativa. En las desaceleraciones, bien usando la retención del motor o bien los frenos, es decir durante las situaciones típicas de la conducción urbana, por ejemplo, al parar en los semáforos y cruces.

También tiene lugar la frenada regenerativa en tramos prolongados de descenso. Ya les hablé en el post anterior de lo bien que me lo paso utilizando las levas de regeneración del Hyundai Kona eléctrico cada vez que subo a la

Cumbre de Gran Canaria. Una cosa de bueno que tiene subir a la montaña es que durante la bajada el consumo es mínimo (o mejor dicho, nulo) y la regeneración es segura y gratis. Limpio y económico. Así da gusto salir al campo los domingos.

Permítanme, por último, mencionar que también se puede cargar mediante enchufe (de ahí las cada vez más comunes versiones híbrido-enchufables).

De esta forma la autonomía del motor eléctrico aumenta considerablemente y se mira cada vez más de reojo hacia los coches totalmente eléctricos, lo que poco a poco terminará dejando atrás la utilización del motor de combustión interna.

Bienvenidos al siglo XXI, estimados conductores. Entramos en una era en la que la conducción se convierte en un concepto diferente. ¿Todavía no se han animado a probar?

Coches eléctricos vs coches híbridos

Han pasado más de 20 años ya desde que empezaron a comercializarse y en la actualidad, los vehículos híbridos están más que posicionados en el mercado. Un mercado que exige cada vez más reducir el consumo de combustible y que en no mucho tiempo terminará eliminando los motores de combustión interna de las carreteras.

Todos sabemos que recientemente se ha acordado que en 2030 se dejarán de comercializar los vehículos de motor de combustión interna, retirándolos del mercado y que en 2040 dejarán de circular definitivamente por las calles.

Estamos hablando pues de una especie en vías de extinción que tiene los días contados en el mercado en las carreteras españolas y en las del resto del mundo también.

Un mercado en el que poco a poco también los coches híbridos irán desapareciendo para que sólo quede el más eficiente, el más sostenible, que hasta ahora es el coche eléctrico, a pesar del origen de la energía eléctrica con la que se propulsa, que todavía no es 100% limpia y ecológica.

Pero estamos en un período de coexistencia en el que tanto vehículos híbridos y eléctricos todavía tienen mucho terreno que ganarle a la combustión interna y por ello se alían como vehículos ecológicos contra los que no lo son.

Permítanme por esto último decir que la diferencia entre vehículos híbridos y eléctricos es que los primeros son una transición hacia un cambio y que los segundos son el cambio en sí.

Una transición de algo más de 20 años que se llevará a cabo de forma muy lenta y durante la cual todavía podremos adquirir varios vehículos híbridos y eléctricos hasta que llegue el momento de hablar de los motores de combustión como quien habla de los trenes del lejano oeste que se alimentaban con carbón.

Mientras tanto, los coches eléctricos siguen desarrollando tecnologías cada vez más eficientes.

El sector del taxi fue de los primeros en acoger los coches híbridos cuando surgieron en escena.

Todos sabemos que siempre se ha dicho que si quieres acertar con un coche, solo con ver cuáles son los modelos de taxis que más se ven en la calle, tienes un alto índice de probabilidad es de acertar con la elección. Los taxistas saben bastante de coches buenos, durables y rentables.

Pues sí. No sé si ustedes lo recuerdan pero desde finales de los 90 de repente se comenzaron a ver Prius Híbridos por todas partes.

Pero eso fue durante las dos últimas décadas. Ahora la cosa ha cambiado, la tecnología se ha desarrollado a pasos agigantados. Hay prácticamente coches híbridos de todas las marcas y modelos y todos funcionan perfectamente.

En la actualidad, el sector del transporte discrecional de viajeros se ha dado cuenta rápidamente de que la realidades que los coches eléctricos van encaminados a dominar el sector y que, como decíamos hace un momento, los coches híbridos son simplemente la transición hacia el coche eléctrico, que es el auténtico rey de la carretera.

Al igual que en su momento tuvo su hegemonía el Prius Híbrido, ha surgido un nuevo rey en el mundo del taxi. Todo tiene un principio y un final.

Es la era Hyundai y es por eso que el Hyundai Ioniq ha sido el coche eléctrico más vendido en el sector (y en el de los coches eléctricos en general) en Canarias en 2018.

Igualmente, el Hyundai Ioniq en sus 3 versiones (vehículos de gas licuado, vehículos híbridos y eléctricos) se ha posicionado como unos de los mejores coches ecológicos del mercado.

No es de extrañar que su sucesor, el Hyundai Kona le tome el relevo tomando de nuevo el título de superventas ya que le supera en prestaciones y viene pisando muy fuerte.

Desde que ya hablamos de autonomías que rondan los 500km, el sueño de una movilidad sostenible es cada vez más factible ya que la tecnología se está desarrollando lo suficientemente rápido como para amoldarse a las necesidades del ser humano del siglo XXI.

Los vehículos híbridos y eléctricos ya comienzan a destronar el vehículo de combustión interna son la punta de lanza de una nueva era. La era de la movilidad sostenible en la que las personas de hoy actúan tratando de no comprometer a las generaciones venideras. ¿Y tú, ya eres parte del cambio?

¿Te gusta este artículo? Compártelo
Comentarios

    Sin comentarios

    Nuevo comentario
    Volver a inicio